Proyecto Piloto D. Mar del Plata (Argentina)

Los ecosistemas costeros de Argentina y, específicamente, de la provincia de Buenos Aires, proporcionan enormes beneficios al bienestar humano a través de los múltiples servicios que generan. Entre los servicios de abastecimiento se encuentran los de alimentación (pesca extractiva, agricultura) y provisión de materiales (arenas, gravas, rocas). Como ejemplos de servicios de regulación pueden mencionarse la regulación climática, la morfosedimentaria, de perturbaciones naturales, hídrica y el control biológico. Por último, entre los servicios culturales brindados por los ecosistemas se destacan los de recreación y turismo, contemplación del paisaje y conocimiento científico. El ecosistema costero de la ciudad de Mar del Plata se compone de una serie de unidades operativas como playa, acantilados, médanos, lagunas, humedales y la zona marino-costera. Cada una de ellas, con sus interacciones, le dan forma al litoral permitiendo que ofrezca un flujo de servicios. El uso de este flujose ha intensificado exponencialmente en los últimos 50 años, ocasionando que el ecosistema costero se encuentre entre los más degradados y amenazados del país.

Los servicios de abastecimiento identificados en el ecosistema costero marplatense son los de alimentación (pesca costera y agricultura), abastecimiento de materiales geóticos (arenas y rocas) y provisión de agua (acuíferos). A modo de ejemplo, puede mencionarse que la agricultura intensiva presenta en Mar del Plata una situación de interés dado que es una actividad que, por razones de diversa naturaleza como la disponibilidad de agua, la benignidad del clima y la cercanía al centro de consumo, prefiere localizarse en las llanuras litorales. La actividad se ha intensificado en los últimos 30 años, en particular, a partir de la incorporación de cultivos bajo cubierta. Con respecto al agua de consumo, la ciudad se provee para consumo doméstico, agricultura e industria sólo del agua subterránea. El sistema de red se compone de 274 de pozos de abastecimiento que proveen de agua potable a un 95% de la ciudad. A la creciente demanda de agua potable por parte de las actividades económicas y población residente,al constituir Mar del Plata la principal ciudad turística costera del país, se hace necesario un volumen adicional de agua por recibir a 2 millones de turistasdurante los meses estivales. Esta explotación excesiva ha ocasionado problemas serios de intrusión marina, con abandono de pozos en el área céntrica y el consecuente ascenso de niveles freáticos que genera inundación de sótanos.

Los  servicios que dependen del disfrute del paisaje han disminuido debido al proceso urbanizador y privatizador del frente costero. Estas accioneshan restado calidad ambiental y competitividad a la ciudad de Mar del Plata como destino turístico atractivo. La ocupación del espacio público a partir de la concesión de playas se ha extendido e intensificado en los últimos treinta años. Esta situación ha llevado a numerosos reclamos por parte de los usuarios de playas públicas, al verse sustancialmente reducido el espacio de ocio y el acceso al mismo.

Ante la degradación del ecosistema litoral y la pérdida de servicios asociada y del impacto de los cambios en el uso del suelo y del cambio climático, es preciso que las autoridades establezcan estrategias de respuesta e intervención. Es necesario, por lo tanto, adoptar medidas políticas que fomenten el desarrollo sustentable y que incluyan tópicos ambientales, sociales, económicos y climáticos. La Gestión Integrada de Áreas Litorales o Manejo Costero Integradose esgrime como la alternativa a seguir y es definida como una política pública al servicio de la administración de los ecosistemas, los servicios que brinda y las sociedades intervinientes.

Noticias Locales

News